¿Qué es la contractura capsular y cómo puedo evitarla?

Muchos pacientes que consideran un aumento de senos han encontrado el término “contractura capsular” en su investigación. Una complicación conocida en los aumentos de senos, una contractura capsular es básicamente un seno duro y doloroso que puede resultar después de un procedimiento de seno. A continuación, revisaremos qué causa exactamente una contracción capsular y qué pueden hacer los pacientes después de la cirugía para evitarla.

¿Qué causa la contractura capsular?

Una vez que un implante mamario está en su lugar, el tejido fibroso de la cicatriz se forma naturalmente alrededor de él, creando una cápsula de tejido. Esta cápsula de tejido generalmente es blanda o ligeramente firme, no se nota y ayuda a mantener el implante en su lugar. En algunas mujeres, se forma una cápsula de tejido que es inusualmente dura y densa. Esto presiona el implante. Esta afección, llamada contractura capsular, puede causar dolor crónico y distorsión en la forma del seno. Por lo general, esta condición es causada por un hematoma (acumulación de tejido sanguíneo) alrededor del implante. Un hematoma puede formarse a partir de algún tipo de trauma, como la radiación o un accidente de carro.

¿Es común?

La contractura capsular es la complicación más común después de la cirugía de seno, pero afortunadamente, solo ocurre en aproximadamente el 10.6% de las personas que tienen un aumento de senos. Por suerte, las contracturas capsulares no son potencialmente mortales. La cirugía correctiva puede solucionar el problema.

¿Cómo puedo evitarlo?

Hay eventos que están fuera del control del paciente cuando se trata de evitar la contractura capsular, como un accidente automovilístico u otra forma de trauma. Pero también hay muchas medidas preventivas que se pueden tomar para evitar que ocurra la complicación. Según el Dr. Gray, una de las formas en que trata de reducir el riesgo de contractura capsular de sus pacientes es prescribiendoles medicamentos singulares para el asma. Según muchos estudios pequeños, se ha demostrado que los medicamentos de esta clase reducen la contractura capsular. Además, se puede evitar la contractura capsular utilizando una técnica quirúrgica limpia, asegurando que se sigan todas las instrucciones postoperatorias y usando la prenda de compresión prescrita según las indicaciones.

En conclusión

Una contractura capsular es una complicación conocida de la cirugía de seno, pero no es potencialmente mortal y puede corregirse con cirugía si es necesario. Las mejores formas de evitar la contractura capsular son seguir todas las instrucciones postoperatorias, usar su prenda de compresión según las indicaciones y elegir un cirujano plástico acreditado con años de experiencia en procedimientos de senos.

Consulta Gratuita